Octubre… Mes de brujas y de bailar a la luna, mes de aquelarres y embrujos, mes en que puedes una noche salir a la calle con tus habituales ropas de casa el día 31, sin que nadie te diga nada… Mes de viajar en escoba, libre del “hoy no circula”

Fue una noche de luna llena en Octubre, cuando esparcí polvos dorados contra la magia negra, me até un granate al cuello contra la brujas y coloqué mi foto bajo San Judas. ¡Quien hubiera pensado amada mía! Que al estrecharte en mis brazos… te harías polvo en mis manos… cuanto te extraño.